CENTRO DE EDUCACIÓN AMBIENTAL PAMPA DEL TAMARUGAL

FICHA TECNICA

Nombre de la obra: “Centro de Educación Ambiental”

Nombre arquitecto a cargo: Esteban Balarce Villanueva

Nombres colaboradores: José Miguel Astudillo Butrón

Mandante: Corporación Nacional Forestal de Chile (CONAF)

Ubicación: Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, Panamericana Ruta 5, km. 1.787

Programa: Centro de Educación Ambiental

Superficie terreno: 102.284 há.

Superficie construida: 217,5 m2

Año de construcción: 2013

Material predominante: Caña, Barro, Madera

Palabras clave: Materialidad; Patrimonio; Desierto; Quincha

MEMORIA

“La educación a través del reconocimiento de la Materialidad y luz en el espacio desértico”

Me pregunto ¿Cómo en medio de un bosque, puedo hacer aparecer y redescubrir la realidad paisajística y singular del Tamarugo?

Conscientes de la importancia de hacer un uso sostenible del patrimonio natural del desierto de Atacama, la Sociedad Química y Minera de Chile SQM, la Corporación Nacional Forestal de Chile, Secretaría Regional Ministerial del medio Ambiente y el Servicio Nacional de Turismo, proponen el proyecto “Centro de Educación Ambiental, Regional de Tarapacá”, en la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, como una forma de contribuir a la educación y conservación de este importante sitio de interés medio ambiental y paisajístico del país.

El encargo consiste en un proyecto del paisaje para un centro Educativo del Medioambiente inserto en medio de la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, de Chile.

Programa:
– Sala de educación audiovisual
– Sala de exposición museográfica educativa permanente
– Zona de Servicios (SSHH, oficinas, sala eléctrica ERNC)
– Terraza de educación exterior
– Sendero paisajístico al interior de la reserva
– Estacionamientos

Se optó por emplazar el proyecto a 50 metros frente a la carretera Panamericana 5, con el fin de educar e invitar al viajero desde el diseño del paisaje proyectado con materiales de la zona. Es así, como se presenta una reflexión a la educación en los sistemas constructivos tradicionales de los poblados aledaños (Pica, Matilla, la Huayca), y como la aparición de la “Quincha” (del Quechua, muro) desarrollado en éstos durante el Siglo XVII-XVIII en base a materiales de caña, barro, paja y madera, fija las bases del proyecto, por un lado para poner en valor el Material y por otro educar con la herencia técnica.

La espacialidad interior está sumergida en la luz solar tamizada por la caña, que ha sido ocupada como material, emitiendo una sombra imperfecta y orgánica propia de los espacios intermedios y sociales de la precordillera nortina (Estancias en la chacra, patio zaguán rural, patios cubiertos y otros), lugares donde se desarrolla la vida de los ciudadanos que viven en el sector. De esta manera, es como un muro de cañas perimetral del proyecto orientado hacia el Norte, inunda el interior con retazos de sol que las atraviesan otorgando lugaridad y domicilio al espacio educativo museográfico permanente.

Al final de este recorrido interior, se encuentra la puerta de ingreso a la sala audiovisual, la cual en su cara sur (frontal al acceso) tiene un muro ventanal de piso a cielo, de extremo a extremo, tomando las dimensiones exactas de un Tamarugo existente del otro lado del vidrio, el que otorga las medidas del recinto alargado, siendo éste la misma especie que arbórea y que fundó el emplazamiento exacto de la obra, logrando redescubrir la realidad viva del paisaje desértico. En consecuencia, se hace posible enmarcar y ser parte del evento “Tamarugal”, con su suelo acolchado de semillas en la base, su tronco de rugosidad, dispersión peculiar y su gran follaje que permite la aparición de vida en el desierto, marsupiales, aves migratorias, zorros, insectos y en este caso particular, una sala de clases bajo el alero de un árbol.

La zona de servicios se separa del interior público mediante un muro de quincha de 9,12 mts. Se dejan el barro crudo como terminación, sobrepasando y generando un tajo abierto en la techumbre, lugar por el cual el sol tiñe de luz el muro, declarando su textura y exagerando los claro-oscuros propios del barro, sensibilizando la piel interior de la construcción.

La terraza exterior abraza el árbol (Tamarugo) existente dando inicio a un lindo acontecimiento que es la visita exterior y conexión con el sendero paisajístico de interpretación ambiental introduciéndose a la reserva. Este sendero se proyectó delimitado por costras de sal de la zona. El mobiliario paisajístico del proyecto está constituido por durmientes ferroviarios reciclados dándole nuevo uso sustentable del material.

La techumbre está construida con vigas de madera armadas de Pino Oregón Chileno, sobre ésta lleva un tinglado estructural del mismo material, cubierto por una capa de fieltro asfáltico y terminado con una torta de barro de 7 cm. que expone su belleza al visitante y viajero a través de una forma estructural de paraboloide hiperbólico, con el fin de utilizar su caída y levante para apreciar este evento poniendo el valor que requiere el visitante en toda su magnitud. Sobre ésta, específicamente en el extremo superior, se implementaron paneles fotovoltaicos, encargados del trabajo luminotécnico del edificio con tecnología Led, donde el muro de cañas norte, que da hacia la carretera panamericana, proyecta luz haciendo que la oscuridad de la noche decaiga, transformándose en una lumbrera que nace de la expresión rústica hacia el desolado desierto.

Las fundaciones de la obra fueron implementadas sobre el nivel de piso natural compactado, con el fin de no ocasionar heridos ni surcos que erosionen el suelo natural y poder algún día retirar la totalidad del proyecto sin dejar rastro (Reversibilidad), además de ser en un 90 por ciento constituido de materiales biodegradables.

Fuente Imágenes y Planimetría: Esteban Balcarce

PLANIMETRÍA

Model

Planta Primer Nivelver


Elevaciones 1 y 2 ver


Elevaciones 3 y 4ver


Cortesver


Cortesver


Corte Escantillónver