EDIFICIO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA - COLEGIO SAINT GEORGE

FICHA TECNICA

Nombre de la obra: “Edificio Ciencias y Tecnología – Colegio Saint George”

Nombre arquitecto a cargo: María Isabel Deves, Juan Andrés Elton, Juan Carlos Chamorro

Nombres colaboradores: Álvaro Arancibia, Juan Moyano, Jerónimo Elton Deves

Mandante: Colegio Saint George

Programa: Edificio Ciencia y Tecnologia

Ubicación: Américo Vespucio Norte 5400, Vitacura

Programa: 8 Laboratorios Ciencias, 4 talleres tecnología, Salas de preparación, 2 Salas de clases generales, 1 oficina, Sala de uso múltiple

Superficie terreno: 433.807 m2

Superficie construida: 2.576 m2

Año de construcción: 2010

Material predominante: Hormigón Armado, Estructura Metálica, Enchape de ladrillo y terciado de madera

Palabras clave: Fluidez; Conectividad; Bioclimatico; Permeabilidad

MEMORIA

El edificio concentra todas las actividades relacionadas con la Ciencia y la Tecnología del colegio, a través de espacios pedagógicos para actividades experimentales, discusiones grupales, investigaciones teóricas, divulgación de trabajos de los alumnos y la extensión. El proyecto se concibió para favorecer un cambio en la educación científica y tecnológica, con una disposición de salas que deja atrás la organización clásica frontal de laboratorios y talleres introduciendo una manera más interactiva de enseñanza, que está a acorde a los nuevos objetivos pedagógicos.

El programa consiste en desarrollar cuatro talleres de tecnología, ocho laboratorios con sus respectivas salas de preparación, almacenamiento y vitrinas de exposición de trabajos, dos salas de clases generales, oficinas de encargado de laboratorios y una sala de uso múltiple para debates, conferencias y encuentros con invitados externos. De los ocho laboratorios, uno de ellos es exclusivamente para introducir las ciencias y así enseñarles a los niños desde Pre kínder a 4° básico.

El clima benigno de Santiago permitió diseñar un edificio abierto, creando una relación fluida entre interior y exterior para promover la actividad de campus e involucrar a toda la comunidad a este nuevo espacio educativo de Ciencia y Tecnología. Visionamos el lugar como un energizador donde los estudiantes que se mueven en distintas direcciones hacen evidentes los espacios sociales que se forman en los distintos patios y circulaciones.

Se optimizó la ocupación del suelo, para proteger el carácter de parque y la densidad del colegio, desarrollando el programa en dos pisos, entorno a una calle central como espina dorsal del edificio y calles menores que conectan la trama cartesiana a un lado del establecimiento con el parque hacia el otro.

La techumbre se desprende del edificio y se mueve libremente conectando el edificio al entorno y los cerros creando una transparencia que aliviana el volumen para armonizarlo con las edificaciones cercanas. Tiene balcones en el segundo piso los que permiten la entrada de luz natural a la calle central de doble altura y la conexión visual entre ambos niveles. La circulación del segundo piso remata en una terraza que domina el colegio donde los alumnos pueden hacer experimentos al aire libre o eventos relacionados con ciencia y tecnología, además acceden a una cubierta con paneles solares de uso del edificio con fines didácticos.

Se articuló el edificio de tal manera, que tuviese una expresión modular evitando una lectura monolítica y quebrando la línea de la fachada para no impactar escalarmente el entorno de módulos existentes en un piso. Se distorsiona la perspectiva de la calle central para crear interioridad y conectividad, tomando el movimiento principal de esta zona con plazas ubicadas en cada extremo para luego distribuirlo en distintas direcciones. En una de las plazas, a modo de cabeza y la sala de uso múltiple se abren al colegio como un centro de intercambio con la comunidad.

Interiormente las salas responden a una estrategia didáctica de metodología indagatoria, que busca generar preguntas a partir de la investigación. Ello se logra, con una distribución de mobiliario que permite la investigación, la discusión, la experimentación directa, realización de demostraciones y el trabajo colaborativo e individual, así como el desarrollo de una mini clase lectiva. Para lograr aquel programa se dispone al centro de las salas, un espacio flexible que permita generar distintas organizaciones de mobiliario y en el perímetro mesones fijos para la experimentación dispuestos de tal manera que los alumnos puedan enfrentarse.

Las salas de tecnología se pensaron como un laboratorio-taller donde se reproduce y trabaja las semejanzas problemáticas de tecnologías reales que permiten crear, diseñar, ensayar, realizar, exponer y evaluar con mesones de trabajo manual en el perímetro y mobiliario móvil al centro donde generar las instancias de investigación y discusión con un profesor que recorre la sala que ya no es concebida frontalmente.
Entre talleres y laboratorios se intercalan salas de almacenaje y preparación que sirven y dan espacio para que los académicos puedan experimentar. Son transparentes hacia el pasillo central de manera que sea visible la actividad en su interior a través de repisas de cristal en que se exponen los trabajos de los alumnos. Así la investigación queda expuesta a la comunidad escolar al pasar por el edificio y los profesores están disponibles para los alumnos, en estos espacios. Las salas de clases tienen incorporado un pizarrón interactivo y un espacio lateral a modo de mesón de trabajo para el profesor.

Se buscó educar en ciencia no sólo en la sala de clases si no con un edificio que a su vez pudiese expresar cómo funciona y fuese en su mismo lugar de experimentación teniendo una estrategia energética y elementos visibles para la comunidad que la introdujeran en la sustentabilidad involucrando temas conductuales y culturales.

Se puso especial atención en el uso eficiente de la energía y al aporte en la disminución de emisiones de CO2. Para este objetivo se utilizó un sistema de bomba de calor para calefaccionar las salas, el que aprovecha la energía disponible en el aire, disminuyendo considerablemente la emisión de CO2 en el ambiente. Se considera la captación de energía pasiva con ventanales tipo termopanel con buena exposición a la luz natural. Las fachadas se diseñaron en base a cables tensionados para recibir variedades vegetales que tamizaran la luz directa en el verano.
El agua caliente de todos los laboratorios y talleres se genera 100% por energía solar. La iluminación de las vitrinas de exposición de trabajos es 100% energía solar con paneles fotovoltaicos.

La materialidad del edificio hacia el exterior se adaptó a lo existente, en base a ladrillo y hacia el interior se busca una identidad propia con madera en los cielos, paredes blancas con zócalos de baldosa y suelos pulidos para el reflejo de la luz.

“La posibilidad de experimentar con los fenómenos naturales es esencial para generar aprendizajes significativos en los estudiantes. La ciencia se aprende haciendo, pero también compartiendo ideas y en la discusión con otros”, Patricia Albertini, Jefa Académica de Ciencias del establecimiento.

Fuente Imágenes y planimetrías: Jerónimo Elton Deves

PLANIMETRÍA

153_O8_MDeves_portada

Planta Nivel 1ver


Planta Nivel 2ver


Elvación Nortever


Elevaciones Oriente y Ponientever


Elevación Surver


Corte Aver


Cortes B y C ver


Escantillónver


Axonométricaver


Planta Emplazamientover